lunes, 29 de octubre de 2007

Los siete pecados capitales - Avaricia

Avaricia.jpg picture by pamelayo

La codicia es, como la lujuria y la gula, un pecado de exceso. Sin embargo, la codicia (vista por la Iglesia) aplica sólo a la adquisición de riquezas en particular. Tomás de Aquino escribió que la codicia es "un pecado contra Dios, al igual que todos los pecados mortales, en lo que el hombre condena las cosas eternas por las cosas temporales." En el Purgatorio de Dante, los penitentes eran obligados a arrodillarse en una piedra y recitar los ejemplos de avaricia y sus virtudes opuestas. "Avaricia" es un término que describe muchos otros ejemplos de pecados. Estos incluyen deslealtad, traición deliberada, especialmente para el beneficio personal, como en el caso de dejarse sobornar. Búsqueda y acumulación de objetos, robo y asalto, especialmente con violencia, los engaños o la manipulación de la autoridad son todas acciones que pueden ser inspirados por la codicia. Tales actos pueden incluir Simonía.

COMENTARIO

"No es la miseria la que realmente nos aflige, sino la avaricia"

"Un avaro llega a ser aparentando ser pobre; un derrochador se hace pobre a fuerza de parecer rico" (William Shenstone)


Todo el mundo, sin excepción, alberga un tanto de avaricia en su interior y cualquiera que diga lo contrario....miente.

Mañana: Ira

¡BESOS!